Hace unas semanas se publicó mi libro Tras los pasos de Juan Bustamante: apuntes biográficos y políticos (Construyendo la Nación, 2019). ¿Quién fue Bustamante y por qué mi interés en su trayectoria y pensamiento? Bustamante nació en Vilque, Puno, un 24 de junio de 1808. Siendo un adolescente, vio llegar nuestra independencia patria, pero ya como adulto y próspero empresario lanero del ande, fue testigo de cómo la República no había incorporado a las mayorías indígenas y, por el contrario, sus condiciones de explotaciones en algunos casos eran aún peores.

Portada Libro

Bustamante fue funcionario público, asumió intendencias, prefecturas y subprefecturas. Fue también, en numerosas ocasiones, diputado representando a la provincia de Lampa. Eso no impidió que fuera un duro crítico del Parlamento, de espaldas al país, y del propio sistema electoral. Su crítica se expandió al clero, a las fuerzas armadas, a las autoridades locales. Y hablaba con conocimiento de causa, pues su labor política lo había llevado a asumir responsabilidades en distintas partes del país, como Lima, Cusco, Huancavelica, Amazonas, Ica y Puno. Pero además de su función pública, su pasión por descubrir nuevas realidades lo llevó a viajar por el Perú y por el mundo. Sus recursos como próspero comerciante le permitieron dar dos vueltas al mundo, conocer los Estados Unidos, Inglaterra, la Europa continental, Asia y el norte de África. En dos libros de viaje registró cada detalle de su paso por el mundo y reflexionó sobre la cultura, la política y la economía de cada pueblo, relacionándolas siempre con la situación del Perú.

Con el pasar de los años -y con su aprendizaje obtenido tanto en su función pública como en sus viajes-, Bustamante radicaliza su posición de defensa de la población indígena. Funda la “Sociedad Amigos de los Indios” e impulsa medidas en favor de las mayorías. El viajero puneño se consideraba un liberal y creía que un liberalismo consecuente debía incorporar a los indígenas y defender sus derechos y propiedades. Rechazaba la esclavitud, el pongonaje, los trabajos forzosos, la usurpación de sus tierras y todo tipo de abusos cometidos contra los indios. Sin embargo, su liberalismo se nutría de su experiencia de vida en el ande. Bustamante defendía la propiedad comunal de los indígenas, sus costumbres y sus instituciones. No pensaba en un liberalismo individualista que convirtiera a todos en ciudadanos bajo el modelo eurocéntrico. Esta debió ser una fuente de tensión dentro del liberalismo decimonónico: ¿cómo compatibilizar la tradición andina comunitaria con el liberalismo?

Bustamante fue un crítico de los poderosos, pero tuvo también claras simpatías políticas. Fue un admirador de Andrés de Santa Cruz, luego un seguidor de Castilla y, hacia el final de sus días, un defensor del régimen de Mariano I. Prado. Fue en esta etapa que decidió ponerse al frente de la rebelión indígena más grande que vivió la República hasta ese entonces, que tuvo como escenario a la provincia de Huancané. Fue así que el 3 de enero de 1868 sufriría una derrota que lo llevaría a la muerte junto a 71 indígenas en Pusi, Puno. Todo indica que este crimen, perpetrado por autoridades locales en complicidad con los gamonales, quedó impune. Bustamante debía quedar en el olvido, su prédica era muy peligrosa para una orden “republicano” que beneficiaba a unos pocos en desmedro de las grandes mayorías.

Lugares de venta:

  • Fondo de Cultura Económica
    • Local de Esperanza 275, Miraflores
    • Local de Berlín 238, Miraflores
  • El Virrey
    • Local del Pasaje Nicolás de Rivera 107, Cercado de Lima
  • Librería Sur
    • Local de Pardo y Aliaga 683, San Isidro
  • CENDOC Puno
    • Pasaje Peatonal Lima, Puno.
  • Libros Peruanos (www.librosperuanos.com)
  • Librería Contracultura
    • Av. Larco 986, Miraflores

Precio en Lima: S/. 25 (veinticinco soles)

Precio en Puno: S/. 20 (veinte soles)

Pedidos: connac.peru@gmail.com