Sedapal, así como las demás empresas públicas, deberían dejar de autorizar que sus funcionarios viajen al extranjero pagados por empresas o consorcios privados. Si es absolutamente necesario que determinados funcionarios conozcan experiencias o tecnologías de otros países, pues que Sedapal asuma los gastos. Las atenciones que brindan los consorcios que buscan ganar licitaciones o aprobar adendas, pueden influir en las decisiones de los funcionarios; además, estos viajes pueden generan espacios propicios para la corrupción.

En los últimos días, a raíz de los desastres que han generado lamentables pérdidas humanas y materiales, se ha generado una polémica en torno a la planta de tratamiento de Huachipa. El diario Gestión ha dado cuenta de una auditoría de la Contraloría a dicha planta, que ha revelado un posible perjuicio al Estado por S/. 91 millones.

Según las investigaciones de la Megacomisión, el 17 de febrero de 2012 Umberto Olcese, Jefe del Proyecto Mejoramiento Sanitario de las Áreas Marginales de Lima (PROMESAL) hasta 2011, realizó una transferencia interbancaria de US$ 409,000 desde el Banco de Crédito hacia la entidad financiera Atlantic Security Bank de las Islas Caimán. El 22 de agosto de 2013, Olcese acudió a la Megacomisión para dar su declaración en el marco de los informes “Sedapal” y “Agua para Todos”. Cuando se le preguntó por sus propiedades y cuentas bancarias omitió señalar esta transferencia.

agua2

El 2 de abril de 2014 declaré ante la prensa que habíamos encontrado operaciones sospechosas de un funcionario de Sedapal y que íbamos a trasladar la información a la Procuraduría Anticorrupción. No di nombres para no afectar la presunción de inocencia. Al día siguiente, Alan García escribió en su Twitter: “Cualquiera que hubiese delinquido, si es aprista debe ser expulsado y, lo fuera o no, denunciado, enjuiciado y sentenciado”. Ese mismo día, curiosamente, Javier Velásquez Quesquén reveló el nombre del funcionario e incluso el Partido Aprista sacó un comunicado sobre el tema y fungió de interlocutor de Olcese:

Por su parte, el partido aprista emitió un comunicado esta noche afirmando que Olcese no es afiliado al partido y entró a trabajar como empleado a Sedapal en el 2003, durante la gestión toledista.

Perú21 intentó comunicarse con Umberto Olcese, pero fuentes allegadas al Apra indicaron que no se pronunciará directamente, sino a través de un abogado.

¿Cómo sabía Velásquez Quesquén que me refería a Olcese si nunca di su nombre? ¿Cómo sabían las “fuentes allegadas al Apra” que Olcese solo declararía a través de su abogado? Dichas fuentes señalaron que el dinero provenía de la venta de una propiedad, versión que confirmó al día siguiente el propio Olcese, pero que no mencionó ante la Megacomisión.

En ese momento no sabíamos exactamente a qué obras podía estar relacionado ese presunto soborno. La adjudicación de la Planta de Tratamiento al consorcio Huachipa, integrado por Camargo Correa y OTV S.A., se había dado en julio de 2008. En el año 2009, la Policía Federal de Brasil incautó una serie de documentos a Camargo Correa en el marco de la investigación “Castillo de Arena”, entre los cuales encontraron un papel que tenía escrito a mano varios nombres de funcionarios peruanos: Hernán Garrido Lecca, Juan Sarmiento, Guillermo León y Umberto Olcese. Según la Policía Federal, Olcese estaría vinculado a un soborno de US$ 450,000, monto muy similar al transferido a las Islas Caimán.

305060

Olcese, junto a otros funcionarios de Sedapal, realizaron una serie de viajes financiados por el Consorcio Huachipa. El primer viaje que autoriza el Directorio de Sedapal en el marco de la Planta de Tratamiento de Huachipa, fue a Sao Paulo, Brasil, entre el 28 y el 31 de agosto de 2008. Viajaron Hammer Edmundo Zavaleta Gutiérrez (entonces Jefe de Producción y Distribución Primaria) y Umberto Olcese Ugarte, para efectuar una visita técnica a una planta similar a la que se iba a construir en Huachipa.

El segundo viaje, esta vez financiado por OTV S.A. (empresa integrante del Consorcio Huachipa), fue a Francia y Rumanía entre el 19 al 25 de abril de 2009, y acudieron Yolanda Andía Cárdenas, Gerenta de Producción y Distribución Primaria (e) y Umberto Olcese Ugarte. El tercer viaje fue a Francia, entre el 19 al 23 de octubre de 2009. Esta vez viajó Olcese con Jorge Barco Martínez, Gerente General de Sedapal. El viaje a Francia se repetiría del 9 al 14 de noviembre de 2009, también financiado por el Consorcio Huachipa. El último viaje autorizado por Sedapal a Barco y Olcese, fue a los Estados Unidos del 25 al 31 de mayo de 2011, pero esta vez financiados por el consorcio Taboada – Callao.

agua3

El Consorcio Huachipa también financió los viajes a Shangai, China, del 21 de julio al 05 de agosto de 2010, de Guillermo Eduardo Quezada Távara, quien estaba destacado a PROMESAL, y de Víctor Danilo Vergara Serrano, Jefe del Equipo Distribución Primaria de la Gerencia de Producción y Distribución Primaria.

No solamente Olcese tiene mucho que explicar en relación a la Planta de Huachipa, sino también Hammer Zavaleta Gutiérrez, militante aprista con una carrera en ascenso dentro de Sedapal en el periodo 2006-2011. Zavaleta había trabajado en Sedapal desde 1997. El 25 de agosto de 2006, a menos de un mes de iniciado el segundo gobierno aprista, fue destacado al Ministerio de Vivienda y designado Director Ejecutivo del Programa de Apoyo a la Reforma del Sector Saneamiento  – PARSSA (que luego se convertiría en el Programa Agua para Todos). El 28 de marzo de 2007, reincorporado a Sedapal, asumió la jefatura del Equipo Operación y Mantenimiento de Redes hasta el 20 de agosto de 2008. Al día siguiente fue designado Gerente Producción y Distribución Primaria hasta el 30 de junio de 2010. Zavaleta fue, además, dos veces director del programa Agua para Todos, de abril de 2007 a mayo de 2008, y de diciembre de 2008 a junio de 2009. La Megacomisión encontró indicios de desbalance patrimonial y enriquecimiento ilícito en este funcionario. Será muy difícil que ahora la cúpula aprista diga que no conoce a Olcese ni a Zavaleta.

Anuncios